Bienvenidos. Este blog está dedicado a la Microbiología pero en general cualquier tema científico de interés tambien puede aparecer. El contenido de este blog es estrictamente científico y docente, por lo que no es un consultorio de salud. No estoy ni capacitado ni autorizado para responder a consultas de carácter médico-sanitario que expongan casos personales. Las imágenes que aparecen están sacadas de sitios públicos de la web y se indica su origen o basta cliquear sobre ellas para saberlo, pero si hay algún problema de copyright, por favor indicarlo en comentarios y se retirarán.

Para ir al blog de
PROBLEMAS DE MICROBIOLOGIA o al PODCAST DEL MICROBIO , pincha sobre el nombre.

También puedes ir al Blog de Innovación Docente

miércoles, 17 de junio de 2009

La chispa de la vida



La revista Science se hace eco de un artículo publicado en el Astrophysical Journal Letters. En dicho trabajo, el científico planetario Rory Barnes y sus colegas proponen que para que la vida pueda surgir en un planeta, no sólo es necesario que tenga un tamaño parecido al de la Tierra y que se encuentre a una distancia adecuada de su estrella. También necesita un poco de vulcanismo activo.

Los investigadores defienden que las erupciones volcánicas permiten que el agua y el dióxido de carbono que se encuentra en el interior de un planeta puedan alcanzar la superficie, creando condiciones adecuadas para la aparición de la vida. El vulcanismo se debe en parte al efecto de las fuerzas gravitatorias sobre las corrientes de magma internas de los planetas. En el caso de la Tierra es la combinación entre la atracción solar y la atracción de la Luna la que provoca que nuestro vulcanismo sea moderado. Según ellos, Marte sería un buen ejemplo de un planeta poco volcánico en el que la vida no apareció. Pero tampoco es bueno tener muchos volcanes activos. Si nos fijamos en Io, una de las lunas de Júpiter, la atracción gravitatoria del gigante gaseoso es tan fuerte que crea grandes mareas de magma en su interior, por lo que sus volcanes están siempre activos. Eso provoca que la corteza de Io se renueve cada millón de años, haciendo muy difícil que la vida pueda surgir y permanecer.




Imagen hipotética del planeta G 876 d. Se supone que G 581 d sería parecido.


El grupo de Barnes ha aplicado sus calculos al planeta extrasolar GJ 581 d, que se encuentra a unos 20 años-luz de la Tierra. Es un planeta rocoso lo suficientemente grande y alejado de su estrella como para tener agua líquida. Sin embargo han calculado que las fuerzas gravitatorias a las que está sometido no son lo suficientemente grandes para desarrollar un vulcanismo activo. Así que este grupo ha realizado la predicción de que dicho planeta probablemente no contiene vida.

Ahora sólo falta construir una nave espacial, mandarla a ese planeta y comprobarlo. No sé, quizás en el nuevo milenio tengamos algún dato, pero algo me dice que primero deberíamos comprobar si Marte está tan muerto como dicen.

3 comentarios:

Nalia dijo...

La exobiologia es un tema apasionante. Y es curioso como las condiciones geologicas tienen tanto efecto sobre la vida.

Cambiando un poco de tema por lo que he leido por ahí la tierra debe de ser el unico planeta conocido con tectonica de placas, y hay muchos que le atribuyen importancia a este hecho considerandolo una de las causas por las que hay vida en la tierra. Y por lo visto algunos han sugerido hasta lo contrario, que la vida es la razon por la que las placas se muevan...

Manuel Sánchez dijo...

Hola Nalia. Bueno, ese es el típico problema que no será resuelto hasta que encontremos un planeta con vida. Si la encontramos en Marte entonces sabremos que la tectónica de placas no es necesaria para la existencia de vida.

Ojo, que lo que ahora mismo se propone es que el vulcanismo sea necesario (no esencial) y sabemos que puede haber vulcanismo sin tectónica de placas. Io y Marte son dos ejemplos de ello.

Lo que yo no veo muy claro es como la vida puede afectar a la tectónica de placas.

Nalia dijo...

Bueno, como ya dije en el anterior comentario era cambiando un poco de tema, ya sé que no es necesaria la tectonica de placas para que exista vulvanismo.

Creo que esa cuasi hipotesis la leí en "Una breve historia de casi todo" de Bill Bryson. Si que es cierto que los procesos biogeoquimicos tienen un efecto inmenso en la geologia del planeta, el que sean capaces de crear deriva continental o no es algo que se nos escapa.

Aún asi, como este tema a vuelto a llamar mi atención he encontrado este interesante diserto sobre Marte y una posible tectonica de placas pasada que podría explicar en parte las caracteristicas actuales del planeta:

http://axxon.com.ar/rev/133/c-133Divulgacion.htm