Bienvenidos. Este blog está dedicado a la Microbiología pero en general cualquier tema científico de interés tambien puede aparecer. El contenido de este blog es estrictamente científico y docente, por lo que no es un consultorio de salud. No estoy ni capacitado ni autorizado para responder a consultas de carácter médico-sanitario que expongan casos personales. Las imágenes que aparecen están sacadas de sitios públicos de la web y se indica su origen o basta cliquear sobre ellas para saberlo, pero si hay algún problema de copyright, por favor indicarlo en comentarios y se retirarán.

Para ir al blog de
PROBLEMAS DE MICROBIOLOGIA o al PODCAST DEL MICROBIO , pincha sobre el nombre.

También puedes ir al Blog de Innovación Docente

sábado, 1 de agosto de 2009

La historia del "Infanta Isabel"

Hace un par de meses apareció una noticia en la que en un crucero de placer se declaró un brote de gripe A a bordo. Aparte de arruinarles las vacaciones a los pasajeros al impedir que el barco atracara en ningún puerto, las cosas no fueron a mayores. Pero otras veces la situación puede ponerse realmente fea.



Imagen del transatlántico "Principe de Asturias", buque gemelo del "Infanta Isabel"


Eso es lo que les pasó a los pasajeros del transatlántico Infanta Isabel (*). Este buque de la compañía Pinillos hacía la travesía entre España y las Américas. El 3 de octubre de 1918 llegó al puerto de Las Palmas con la bandera negra y amarilla indicando que había personas con una enfermedad contagiosa a bordo. Dicha enfermedad se trataba de la gripe española.


En esos momentos, el continente europeo sufría lo que sería conocido como la segunda ola epidémica, que fue la más mortífera de las tres que hubo. El transatlántico había salido de Vigo y en su travesía a las Islas Canarias se declaró el brote que causó veinticuatro muertes antes de alcanzar Las Palmas. En su mayor parte los enfermos eran emigrantes gallegos con escasos recursos económicos que fueron hacinados por la tripulación en las salas comunes del barco y abandonados a su suerte. Incluso parece que se les negó alimentos en algunas ocasiones.


Una vez en Las Palmas se prohibió atracar al barco y se le desvió a la localidad de Gando, donde se desembarcó a 200 enfermos que fueron ingresados en un lazareto. Era un viejo edificio totalmente desamueblado y sin cristales en las ventanas. Desde la ciudad de Palma fueron enviados unos pocos médicos, practicantes, cocineros, un capellán y diez hermanas de la Caridad para atender a los enfermos. Para mantener el orden en el lazareto fueron acompañados de 16 guardias civiles. Alrededor del lazareto se dispuso un cordón sanitario controlado por 25 soldados. Cinco días después habían fallecido quince enfermos.



El doctor Andrés Navarro Torrent que ayudó a los enfermos del lazareto de Gando


El Infanta Isabel mientras permanecía en las aguas de Canarias y la gripe se extendía entre el pasaje de primera y segunda clase. Cada cierto tiempo se desembarcaban nuevos pacientes hasta que se alcanzó la cifra de 370 pasajeros que pasaron 44 días de cuarentena en el lazareto de Gando y de los cuales murieron 51. Al final de la cuarentena se celebró una misa de acción de gracias en el que el capellán hizo notar que ninguna de las hermanas de la Caridad, ni él, habían caído enfermos, al contrario que los médicos, cocineros y guardias civiles. Tras el fin de la cuarentena el Infanta Isabel continuó rumbo hacia Sudamérica.




(*) La historia está tomada del libro "La gripe española. La pandemia de 1918-1919" de Beatriz Echeverri Dávila. Centro de Investigaciones Sociológicas. 1993.

.

2 comentarios:

Emili Tarrús dijo...

En esta debacle que leo de Canarias cuando el barco continuó a La Habana estaba de segundo médico mi padre. El primero era yerno del propietario del barco , y segun cuentan era un hombre ya mayor y con pocas ganas de hacer nada. Como consecuencia de todo ello los oficiales y la tripulación se amotinó y pidieron a mi padre que se hiciera cargo de la epidemia que ellos ya se encargarían del primer mèdico. Estuvo mi padre dando caldo de pollo a todos y se superó la gripe entrando en la Habana sin enfermos. El Infanta Isabel fué el único barco allí sin cuarentena y pudo proseguir. Mi padre ascendió a primer médico y destituyeron el anterior. A mi padre también lo felicitaron personalmente la Sanidad de la Habana y salió el hecho en los periódicos locales. Por esto también es conveniente por história familiar y por mi formación y experiencia profesional no creer en los alarmismos de las gripes si hay una buena alimentación y que no nos engañen con estadísticas de países con hambruna para hacer negocios personales. El otro aspècto negativo y vergonzoso es la expansión de epidémias por falta de comer en países que nuestra élites ricas han explotado hasta la miséria. Evidentemente en Europa se expandió la gripe por passar hambre después de la así llamada primera guerra mundial y en países com España aún que no les repercutiera la guerra estaban igual en la miseria de hacia siglos . Ahora le damos la culpa a la crisis internacional y estamos en lo mismo .

Manuel Sánchez dijo...

Gracias por completar la historia

Un saludo